Los emprendedores muchas veces solo prestamos atención a la idea del negocio, su desarrollo o la gestión económica, pero la imagen es también una de las partes más importantes que deberíamos atender. De hecho, la marca personal o personal branding es una de las claves en esta nueva era digital.

Las fotografías de nuestro sitio web y nuestras redes sociales son elementos fundamentales, ya que refuerzan los textos y, en ocasiones, comunican de una forma extraordinaria más de lo que podemos llegar a expresar con ellos.

¿Qué es el personal branding y por qué debemos trabajarlo?

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, dice que la marca personal es lo que dicen de uno cuando no se está presente. Por lo tanto, no podemos escoger si tenerla o no, simplemente la tenemos. El quid de la cuestión está en si nos ponemos a trabajar o no para que esta reme a nuestro favor.

En el mercado siempre van a existir ofertas similares a la nuestra y, para que el cliente nos escoja, debemos destacar frente a nuestra competencia, causar un impacto en quién nos necesite y convencerle de que somos su mejor opción. Para esto es fundamental trabajar nuestro branding.

Contar con una fotógrafa profesional nos ayudará a conectar con nuestro público y a potenciar la credibilidad profesional. Los empresarios y emprendedores saben que una imagen se recuerda mejor que los resultados del negocio.

Por tanto, este tipo de servicios está destinado a aquellas personas que quieren mostrar una imagen memorable, profesional y única para fortalecer y reafirmar su imagen de marca y posicionarse de un modo diferente a su competencia directa.

¿Cuál es el éxito de las fotografías corporativas?

Cuando trabajamos la imagen de un producto o una marca, necesitamos aplicar diferentes tipos de técnicas publicitarias y de marketing para transmitir la idea deseada y potenciar sus virtudes. Las fotografías figuran entre las mejores herramientas de las que dispone un buen publicista.

Esto mismo sucede en el ámbito de la marca personal. Aun así, hay muchas personas que, por desconocimiento de este potencial, dejan a un lado la importancia que tienen las fotos para proyectar una imagen adecuada.

En el perfil de las redes sociales podemos colocar una fotografía a modo de retrato corporativo, pero, sin duda, en nuestro sitio web podemos hacer mucho más. Las imágenes que escojamos no han de mostrar solo quiénes somos, sino que también deben proyectarlo desde lo sutil e inconsciente.

Unas buenas fotos pueden dar un enfoque publicitario a la fotografía corporativa y conseguir humanizar nuestra marca hasta tal punto que consiga generar un vínculo emocional con la audiencia. Esto quiere decir que cualquier posible cliente, al observar esa imagen, no verá solo a un empresario que ofrece un buen producto o servicio, sino que verá a una persona comprometida con su proyecto y transmitiendo una serie de valores. Esto nos ayudará a empatizar con los demás.

Consejos para tener una buena fotografía

Las imágenes ayudan a vender. Ofrecen una primera impresión de un producto o de una persona y muestran la calidad que puede ofrecer una marca. Por eso debemos enfocarnos en que esa impresión sea buena.

¿Por qué tener fotografías profesionales?

Da la impresión de que, en la actualidad, todo el mundo puede captar una buena fotografía, pero existe una gran diferencia entre hacer una fotografía profesional y no profesional.

Existen estudios que afirman que una persona a la que percibimos atractiva, la consideramos de forma inconsciente, más exitosa, creativa y trabajadora. Y eso hay que lograrlo con las imágenes. Alguien que no conozca las distorsiones de una lente, las distancias o cuál es la mejor iluminación no nos retratará como es debido y estaremos restando potencial a la mirada o a la sensación que pretendemos transmitir.

Por ejemplo, al hacer un selfie es habitual notar que la imagen se distorsiona un poco. Eso es debido a que los dispositivos cuentan con una óptica gran angular, por lo que es necesario no estar demasiado cerca del objeto a fotografiar.

¿Porque tu marca debe tener tu imagen?

En multitud de sitios web entramos y podemos darnos cuenta de que no hay una fotografía de las personas que trabajan ahí. Esto hace que ese sitio no tenga personalidad.

Pero si en vez de insertar imágenes de algún banco, texto y logotipos, incorporamos además, una foto personal profesional y bien iluminada, conectaremos con la audiencia y podremos relacionar el contenido que ofrecemos con la marca o persona.

Una marca sin imagen no existe y, si esa imagen está debidamente cuidada, tendremos un retrato que podremos utilizar en cada una de nuestras comunicaciones.

¿Cómo posar?

Los fotógrafos sabemos cómo resaltar la fuerza de la mirada, que no todo parezca simétrico o cómo se puede sonreír con los ojos. Además, podemos ayudarte a transmitir seguridad.

La postura ideal no tiene por qué ser de empoderamiento. De hecho, se puede hacer una combinación en la que ofrecer una imagen de seguridad y accesibilidad. En una sesión fotográfica se deben captar todos estos matices y, posteriormente, se han de editar acorde a lo que se desea expresar.

Detalles que importan…

El día de la sesión de personal branding debemos estar un poco más guapos de lo normal, pero sobre todo es muy importante sentirnos bien. La ropa nos ayudará a sentirnos elegantes, atractivos y seguros de nosotros mismos.

Enriquece mucho tener una sesión variada y no excesivamente formal. Pero es necesario descansar bien la noche de antes y tener una sesión de maquillaje y peluquería. Además, deben pasar al menos un par de horas antes de la sesión tras despertarnos, para que no tengamos retención de líquidos y se elimine esa sensación de «cara hinchada» que se suele tener por la mañana.

En la actualidad se puede contar con focos y cámaras profesionales por muy poco dinero. Aun así, hay que tener en cuenta que, para poder crear una imagen corporativa, la mejor opción es recurrir a un profesional con una dilatada experiencia que sepa capturar nuestra esencia y todo aquello que queremos transmitir a nuestro público.

En definitiva, la fotografía para personal branding es un nuevo concepto a nivel corporativo que nos ayudará a potenciar nuestra imagen. Y sin duda, al destacar frente a la competencia en un mercado tan saturado como el actual, aumentaremos también nuestras ventas.